Andanzas portuguesas IV. La invasión de las Alóctonas

Microhistorias imperfectas [40]. 

La alóctona "Uña de gato" se extiende por el Cabo de São Vicente.

La invasora Uña de gato coloniza la planicie del Cabo de San Vicente, Algarve.
La Uña de gato pertenece a las suculentas nativas de Sudáfrica, planta alóctona.

Sorpresas y desajustes en la biodiversidad
El sol iba perdiendo altura y comenzaba a diseñar los contraluces de incipientes luces y alargadas sombras.
Había estado todo el día recorriendo buena parte de la zona entorno al Cabo de San Vicente, fotografiando los espectaculares mundos que conforman los inmensos y profundos acantilados.

Tras el Faro del Cabo San Vicente se extendía una gran llanura pedregosa, aparentemente impracticable por lo cortante de las piedras y cantos que lo poblaban. Aún así y a fuerza de equilibrios imposibles fui adentrándome en lo intrincado de su superficie.

Si en un principio mi intención fue la de satisfacer mi curiosidad sobre los acantilados del lado oeste en sus encuentros con las verticalidades perpendiculares al gran Atlántico, cambié de foco al interesarme la gran cantidad de flora, bastante rala que iba ocupando los resquicios donde se les permitía enraizar en el inóspito paraje.

Disfrutaba fotografiando las pequeñas islas de biodiversidad en las que insectos de todo tipo,suponía que estaban dándose un festín.

Y en ese proceso del ir y venir cámara en mano y con el riñón torcido me topé con un manto verde de carnosas y triangulares hojas que me eran familiares.

Había dado con una de esas plantas invasoras que gracias o por desgracia a sus atractivas flores adornan parques y jardines. Y me refiero a las dos variedades de «Uña de gato», una de ellas con flores amarillas (Carpobrotus_edulis) y la otra, también denominada «Flor de cuchillo» (Carpobrutus_acinaciformis).

Capullo de la "Uña de gato"
Fruto de la Uña de gato.
Ecosistema propio en la inhóspita planicie Del Cabo de San Vicente, Algarve.
La Uña de gato estrangula los ecosistemas.

Una vieja conocida
«La Uña de gato» ya era una vieja conocida que como a muchos me cautivó por su irresistible belleza. Me la encontré por azar en un ribazo durante uno de mis paseos vespertinos en las postrimerías de un no muy lejano verano.

Me la llevé a casa pensando que iba a poblar y engalanar uno de mis parterres. 
En menos de dos meses la plantita de marras se había extendido considerablemente fuera del perímetro que yo con tanto cariño le había asignado.

«Atlas de las plantas alóctonas invasoras de España»
Fue entonces cuando indagué, sorprendido y con la mosca detrás de la oreja por el su rápido desarrollo. En el «Atlas de las plantas alóctonas invasoras de España» publicado por el Ministerio para la transición ecológica y el reto demográfico me confirmó las sospechas.

Destierra las Alóctonas
Está prohibido importar, vender, plantar, transportar, etc. siendo necesario erradicar esta y muchas de las plantas alóctonas que invaden nuestro ecosistema y ponen en peligo la biodiversidad.

Sugerencia
Te sugiero que leas con atención esta información de SINC  de la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología.

 
Estas plantas del C. San V. tienen los días contados.

Ecosistema propio en la inhóspita planicie Del Cabo de San Vicente, Algarve.
Ecosistema propio en la inhóspita planicie Del Cabo de San Vicente, Algarve.
Ecosistema propio en la inhóspita planicie Del Cabo de San Vicente, Algarve.
Ecosistema propio en la inhóspita planicie Del Cabo de San Vicente, Algarve.
Planicie del Cabo de SAn Vicente, Algarve.

EXIF: 
-Hasselblad X1DII. Objetivos: XCD 45 mm y XCD 90 mm.

Otras Microhistorias imperfectas

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.